La Renta Básica Universal: ¿camino hacia la libertad?

Cuando el precandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos Andrew Yang presentó, como uno de sus pilares de campaña, la adopción de una Renta Básica Universal (RBU) de 1000 dólares mensuales para todos los ciudadanos de ese país mayores de 18 años, denomino esta propuesta como “Freedom Dividend” (El Dividendo de la Libertad).

La idea de la RBU tiene una larga historia. Pensadores como Tomás Moro y Tomás Paine, defendieron este concepto. Asimismo, en épocas más actuales, intelectuales y políticos de diversas posiciones políticas y filosóficas han defendido la idea de una RBU.

La base principal de esta idea radica en que si un individuo no puede disponer de los medios financieros necesarios para garantizar las condiciones mínimas de una supervivencia digna no es una persona libre. Este fundamento argumenta que no sería libre porque estaría obligada, al menos, a vender su fuerza de trabajo para obtener los recursos necesarios de la subsistencia.  

La RBU es para Daniel Raventós, uno de los principales estudiosos y promotores de la misma, “un ingreso pagado por el Estado a cada miembro de pleno derecho de la sociedad, incluso si no se quiere trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre, o, dicho de otra forma, independientemente de sus otras posibles fuentes de renta, y sin importar con quien conviva”[1].

En la historia han existido diversos intentos de aplicarla. Por ejemplo, en Suiza, en junio de 2016, se llevó a cabo el primer referéndum nacional sobre la RBU. La propuesta presentada por dos propietarios de un café, en Basilea, era entregar mensualmente alrededor de 2.250 euros por cada adulto y 625 francos por cada menor de 18 años. El resultado del referéndum fue de un 76.9 por ciento en contra. Sin embargo, los promotores se sintieron satisfechos, pues lograron más de un 20 por ciento de apoyo, en un contexto donde el gobierno y las principales fuerzas políticas se oponían a esta iniciativa[2].

Sin dudas, el ejemplo más estable de la RBU, a pesar de diversos matices, se encuentra en Alaska. Allí se entrega a todos los residentes un cheque anual por el valor de los dividendos obtenidos por el “Alaska Permanent Fund” (Fondo Permanente de Alaska).

Si un individuo no puede disponer de los medios financieros necesarios para garantizar las condiciones mínimas de una supervivencia digna no es una persona libre.

Este fondo fue creado en 1976, mediante un referéndum modificativo de la Constitución de Alaska[3].  Apoyaron la institucionalización de este fondo 75,588 votantes. Se opusieron 38,518 votantes. Esta enmienda dispuso que el fondo se nutriría de, por lo menos, el 25 por ciento de los ingresos provenientes de la explotación de los recursos petroleros y otros minerales de Alaska. En 1980 se creó la empresa estatal “Alaska Permanent Fund Corporation” para administrar dicho fondo.[4]

En 1982 se entregó el primer cheque con los dividendos del Fondo. Este fue de 1000 dólares. Hasta la fecha, el cheque de menos valor ha sido de $331.29, en 1984, y el de más valor ha sido de $2,072, en el 2015. En 2019 el cheque tuvo un valor de $1,606.[5] En estos momentos ya el Fondo posee un valor aproximado de 64 mil millones de dólares y, por ende, lo que distribuye son las ganancias del mismo.

La idea de la RBU, aunque cada día alcanza mayor popularidad, viaja en contra de muchas ideas preconcebidas en relación con el trabajo y la manera de obtener los recursos financieros para vivir.  Lo primero que salta a la mente es la posibilidad de sostenerla económicamente. Asimismo,  indica la duda acerca de los efectos sociales de regalar dinero a las personas sin condicionante.

Después de esta introducción, en próximos trabajos desentrañaré los aspectos más controversiales de la RBU. Y al final de esta serie de artículos dejaré claro por qué la RBU significaría un sólido paso de avance para la “conquista de la libertad”.


[1] Javier Mendez -Vigo Hernández, ¿Que es la renta básica?, en https://www.nodo50.org/redrentabasica/descargas/JavierMV.pdf consultado el 3 de marzo de 2020.

[2] Suiza rechaza el plan de renta básica garantizada para todos, en https://elpais.com/economia/2016/06/05/actualidad/1465139031_423489.html consultado el 3 de marzo de 2020.

[3] Recuérdese que la estructura territorial de los Estados Unidos es federal, por lo que cada uno de los 50 estados cuenta con su propia constitución y en estas se determinan los órganos estatales y derechos de los residentes en dichos estados.

[4] “History of the Alaska Permanent Fund” en https://apfc.org/who-we-are/history-of-the-alaska-permanent-fund/ consultado el 3 de marzo de 2020.

[5] “This year’s Alaska Permanent Fund dividend: $1,606” en https://www.adn.com/alaska-news/2019/09/27/this-years-alaska-permanent-fund-dividend-1606/ consultado el 3 de marzo de 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s