Después del COVID-19 se erigirán monumentos a soldados y ninguno a un médico

Por Alfonso Larrea Barroso.

No entiendo porque algunos piensan que la pandemia puede transformar el mundo.

No lo han logrado decenas de pandemias que conocemos desde antes de Cristo.

Hasta ahora no han sido las pandemias las que han cambiado el planeta. Mucho menos el comportamiento humano.

Hasta el día de hoy nadie está a la búsqueda de soluciones que transformen el mundo, sino a la búsqueda de soluciones que lo devuelvan a la “normalidad”. Esta no es más que ese estado “anormal” de las cosas que conocemos hasta el día de hoy.

Los humanos hemos aceptado la destrucción del mundo y nuestra “marcha para vivir en horribles planetas”. Construimos el infierno en la tierra y encargamos a Dios el paraíso, “a donde iremos” dejando atrás, y a su suerte, a los que llegaran a este mundo después de nosotros.

Esas ha sido y serán las soluciones hmanas a los problemas. Por lo tanto, lo más seguro es que nada cambiará. En el mejor de los casos, simplemente se transformará “un poquito” lo ya conocido.

Lamentablemente, después de esta pandemia continuaremos erigiendo monumentos a heroicos soldados y ninguno a un médico. Continuaremos produciendo armas y no respiradores. Ninguna televisora o periódico se alarmará, preocupará o nos informará diariamente sobre el número de víctimas de guerras, de muertos, de refugiados o de enfermos en África.

Después de ese día, dejaremos de cantar “resistiré” y regresaremos a la vieja canción “aguantaré”.

Iremos a trabajar donde siempre, ganaremos lo de siempre o quizás un poco menos si nos descuentan del salario el nasobuco. Aprenderemos a saludarnos inclinando la cabeza y el tronco, como los japoneses y para vacacionar nos exigirán visa y prueba de Covid.

La lista de millonarios de la revista Forbes seguirá siendo la misma. La lista de pobres no será más corta.

Para que cambie el mundo primero deben cambiar los humanos. Esto es  algo bastante difícil porque los “terroristas”, “narcotraficantes”, “comunistas”, “emigrantes”, “homosexuales”, “negros”, “chinos”, “latinos”, “indios” o “árabes” que lo intenten, recibirán “vacunas de distintos calibres”.

Seguiremos como siempre, preguntándonos si el mundo cambiara. Por favor, el problema y la solución es de cada uno y de lo humano, y no de otros o de fuera de nosotros.

Un comentario sobre “Después del COVID-19 se erigirán monumentos a soldados y ninguno a un médico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s