Salir de la crisis económica después de la pandemia: ¿es posible?

Por Omar Everleny Pérez Villanueva

La aparición y diseminación de la pandemia COVID-19 ha sumido al mundo en una creciente tragedia y conmoción. La pérdida de vidas, el temor, la ansiedad de los enfermos y recluidos. Y un instante después, el impacto en la economía. Caída de la producción y el empleo, disminución de la oferta y rápida trasmisión del shock al lado de la demanda, ruptura de cadenas globales de producción, entre otros elementos, se revelan como canales obvios e inesperados para la amplificación de una crisis que está llegando a todos. Pero en la Isla esta crisis estaba presente antes de esta diseminación.

Cuba, definitivamente ha sentido el impacto inmediato y combinado de la enfermedad y el shock económico negativo. Estos se trasmiten hacia adentro a partir de la disminución que se venía teniendo en la disponibilidad de divisas (desaparición del mercado turístico, dificultades en la toma de créditos por impagos a países y acreedores comerciales, disminución de remesas, disminución de exportaciones de algunos rubros o servicios como los médicos) y la imposibilidad de sostener la habitual factura de bienes importados (de consumo con énfasis en alimentos, e intermedios vitales para los procesos productivos). Es de esperar una creciente paralización de la actividad económica (estimados para 2020 lo ubican entre -3.5 a -5 %),  un deterioro progresivo de los ingresos de la población y el fisco, incrementos de la informalidad y precarización laboral en estadios iniciales de recuperación, y presiones inflacionarias en torno a bienes esenciales como los de alimentos, higiene personal y limpieza, entre otros.

Una vez llegada la pandemia a Cuba, las autoridades han desarrollado un plan de contingencia que echa mano de las mayores fortalezas para el manejo de crisis. Estas son un estado fuerte, centralizado y acostumbrado a la administración de recursos escasos, y un sistema de salud gratuito para todos los cubanos, bien estructurado e integrado por profesionales capaces.

De inmediato, sobrevivir ha sido el objetivo. Pero las autoridades deberían plantearse que, al volver a la normalidad, cuando sea posible, el pueblo cubano no salga de las pequeñas trincheras de sus hogares y encuentre un contexto económico y social en creciente depauperación. El shock es inevitable, pero las políticas que se desarrollen pueden hacer más llevadero el período de gradual vuelta a la normalidad, e incluso realizar una contribución al crecimiento y desarrollo de la Isla.

Las medidas más audaces a tomar se encuentran probablemente en el plano del modelo económico o en las estructurales y de corto plazo, que terminan modificando el carácter de algunos componentes del modelo.

En este sentido, una expansión del sector privado doméstico sería muy efectiva. Desde la apertura de 2010 esta probó capacidad de crecimiento basada en motores ajenos a la privatización, creciendo de unos 147 mil “cuentapropistas” a más de 620 mil en una etapa pre COVID-19. La sustitución de la lista positiva que hoy autoriza unas 130 actividades en el sector privado cubano, por una negativa, se encontraría en la línea de la continuidad gradual de las reformas comenzadas en 2010.

Es necesario identificar sectores directamente orientados a la exportación y sustitución de importaciones y garantizar, al menos en estos, grados de libertad, estímulos que permitan a directivos y trabajadores hacer a sus empresas eficientes y generadoras de utilidades.

Sería oportuno que, tanto en los ámbitos estatales como en los privados, se quebranten los arreglos monopólicos y oligopólicos y se de paso a la creciente incorporación de proveedores y dinámicas de competencia.

En el ámbito alimentario, donde el sector no estatal se ha destacado por ser el más productivo en la mayoría de los rubros, estas urgencias se expresan con vehemencia. Se deberán reorientar insumos y liquidez hacia aquellos productores que han demostrado capacidad de respuesta en términos de producción y se le deberían ofrecer posibilidades de capitalizar sus negocios con nueva maquinaria que podrían adquirir.

Ha llegado el momento, para las autoridades cubanas, de generar incentivos extraordinarios para el arribo de la Inversión Extranjera Directa (IED), hacia prioridades harto identificadas. Será necesario vincular estímulos materiales del funcionariado encargado de los procesos de negociación, con el éxito en la captación de los flujos

Es vital la determinación de incentivos para la localización de las remesas en esfuerzos productivos más que en el consumo, y mayores esfuerzos para el trueque de deuda (que hay que honrar) en participación inversionista.

Debe el gobierno se debe incrementar los ingresos por exportaciones de bienes y servicios vinculados con la salud. Las exportaciones de servicios médicos en diferentes modalidades y la de equipamiento médico y productos biotecnológicos y farmacéuticos, se perfilan como opciones en expansión en el actual contexto, dado el momento histórico, donde Cuba ofrece ayuda a un grupo de países afectados por la pandemia.

Se deberá repotenciar con mesura el sector turístico, ya que el mismo no se recuperará tan rápidamente, es decir, reducir el amplio proceso inversionista, ya que antes de la pandemia la ocupación de los hoteles era menos de un 50 %.

Confundir las fortalezas de la centralización y administración de crisis en el corto plazo, con la validación de un apego continuado a prácticas que no arrastran sino deudas seculares con el crecimiento y el desarrollo, nos condenará a un escenario de precariedad incrementada y continuará hipotecando nuestro futuro como nación.

De ahí la necesidad de apelar a cualquier resorte económico, que permita salir de la situación económica adversa. Muchas ideas ya han sido planteadas, otras han sido aprobadas por el último Congreso del PCC. Lo que falta es celeridad y entender que el tiempo no aprovechado jamás se recupera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s