Hablo de crear pactos, acuerdos, conciliaciones, entre partes en discordia histórica

Por Julio Antonio Fernández Estrada

Considero que la crisis de Cuba debe, y este sería un principio a respetar, resolverse por los cubanos y cubanas de la isla y de la diáspora. El proceso de la reconciliación entre cubanos puede ser tortuoso, como todos los que se han dado en la historia entre partes de una discordia. En este caso será difícil hasta encontrar a los contrincantes porque la política cubana de dentro y de fuera de la isla no ha ayudado al diálogo ni a la concertación, lo cual ha propiciado zonas de incomprensión que se han hecho crónicas e intocables por los extremos de un diferendo entre defensores de un proyecto socialista en Cuba y defensores de un proyecto capitalista, liberal, socialdemócrata y hasta dependiente de los Estados Unidos de América.

La opacidad de la política cubana, causa dificultades como esta: no se puede establecer con claridad los sujetos de la controversia política cubana y sus agendas de trabajo posible. Al interior de Cuba encontramos actores políticos que no necesitan presentación porque son los representantes de la política oficial del partido y el gobierno cubano hasta por 60 años. Fuera del ámbito oficial los actores son múltiples, pero poco conocidos por el pueblo que vota. Los opositores al gobierno, llamados antes disidentes, y ahora simplemente tildados de mercenarios o lacayos del imperio, han ganado visibilidad desde el crecimiento del acceso a internet en Cuba, sobre todo después de la expansión de los datos móviles, pero siguen siendo poco conocidos entre los millones que solo consumen televisión y radio.

Lo mismo sucede con la prensa independiente que trabaja en el país o para el país, conocida entre un grupo de personas, que puede ser importante pero no es decisivo dentro de la sociedad civil cubana, por su pequeño alcance e influencia solo académica, científica, intelectual, que no impacta en las mayorías alejadas de los medios de difusión alternativos.

La despolitización de la sociedad cubana por décadas de monopolio de las agendas públicas por el partido y el estado, y por la decadencia de la política postmoderna, además de por la incapacidad de los modelos políticos en todas la latitudes para ofrecer bienestar, seguridad, felicidad, estabilidad, paz y desarrollo, en su sentido también espiritual y político, permiten la difusión de la irracionalidad política, la violencia, el extremismo, las falsas noticias, la post verdad, los fundamentalismos, las autocracias, la crisis enorme de la democracia, tanto formal como material.

En Cuba, en nuestro doble remolino de problemas, que en una dirección sopla por las circunstancias nacionales históricas y por el otro y en dirección contraria sopla por la crisis global de la cultura como la entendimos hasta inicios del siglo XXI, tenemos cuestiones que enfrentar con una prudencia, disciplina, capacidad organizativa y tolerancia, que será difícil encontrar dentro del subdesarrollo y la supervivencia económica y política.

Hablo de crear pactos, acuerdos, conciliaciones, entre partes en discordia histórica, con cuotas importantes de testimonios de dolor e injusticia, lo que obliga, pienso, a buscar mediaciones no injerencistas, cercanas culturalmente y con experiencia previa en estos escenarios.

Sí creo que es bastante urgente un diálogo nacional entre el estado, el partido y representantes de la oposición, técnicamente ilegal en Cuba, para pensar un camino, con la Constitución, pero que permita involucrar en el proyecto de nación, a sujetos olvidados por el magno texto como la sociedad civil, la oposición política al gobierno y la emigración cubana.

Después de ese diálogo, que espero que sea tan provechoso como el que resultó de las discusiones entre fuerzas tan diferentes, durante la Constituyente para redactar la que fue la Constitución de 1940, podremos saber si salvamos el escollo de los vencedores y los vencidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s