Declaración del Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC)

Los Derechos Humanos y la solidaridad internacional. ¿Realidad o ficción?

(Se estremece la sociedad cubana “transgeografica”, la cual expresa agotamiento sociopolítico y reclama un nuevo rumbo para Cuba.

El Consejo para la Transición Democrática en Cuba, que ya se ha expresado acerca de los sucesos del 11-J, publica este documento para agradecer a las 21 naciones de la Comunidad Internacional que se posicionan en contra de las violaciones de los derechos humanos en la Isla. Estas y otras sociedades de la casa global expresan, de diferentes formas, preocupación por la complejidad cubana, mientras algunas enuncian impudor o asumen un silencio impolítico.

A la vez, sobresalen las diferencias entre cubanos sobre los modos de efectuar dicho cambio social, pero también destaca la coincidencia acerca de cuestiones fundamentales. Por ejemplo, el sobreseimiento o la amnistía, según el caso, para los arrestados a causa de las protestas y una revisión en torno a los agentes del orden que hayan violado derechos humanos; la habilitación de un canal humanitario que auxilie a los cubanos con el Covid-19, la alimentación, los medicamentos y otras urgencias, sin los habituales obstáculos por parte del gobierno; y el comienzo definitivo de una auténtica apertura política. El documento “Por un proceso de transición democrática en Cuba, amnistía y canal humanitario” suscrito por actores de diversos ámbitos sociales y profesionales y plurales políticamente, resulta una expresión significativa de ello.  

Desde el interior y exterior de la Isla se mueve “un impulso histórico”, que une a los cubanos, en aras de ese nuevo rumbo; mas el gobierno intenta no comprender lo que sucede y actúa como si nada ocurriera. Ello es peligroso y demanda una sociedad política autónoma capaz de prefigurar la esperanza.   

Roberto Veiga González.)

El Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC) quiere agradecer a las 21 naciones de la Comunidad Internacional su posicionamiento abierto y claro en contra de las violaciones de los derechos humanos en Cuba, declarando que “no vacilarán en su apoyo al pueblo cubano”.

Nuestro explícito agradecimiento, viene además refrendado, por la coherencia que muestran al defender para los ciudadanos cubanos los derechos que ellos representan defienden en cada uno de sus países. Nos referimos a la declaración realizada por los Ministros de Relaciones Exteriores de Austria, Brasil, Colombia, Croacia, Chipre, República Checa, Ecuador, Estados Unidos de América Estonia, Guatemala, Grecia, Honduras, Israel, Letonia, Lituania, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte, Polonia, Corea del Sur y Ucrania.

Los cubanos han salido a las calles en su pleno derecho de ejercer las libertades universales consagradas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Convención Americana de Derechos Humanos, la Carta Democrática Interamericana y la Convención Europea de Derechos Humanos tal y como refleja la comunicación conjunta. Derechos que, por demás, reconoce la propia Constitución cubana.

Los principios de libertad y de solidaridad que forman parte del cuerpo jurídico de los países del mundo libre, son una inspiración para el CTDC. Por ello, sorprende la abstención de muchas democracias occidentales en este posicionamiento de parte de la comunidad democrática mundial en un momento doblemente decisivo, en el que el pueblo cubano se ha expresado con claridad a favor de la democracia y la libertad, y en que las fuerzas democráticas del mundo se unen para poner freno a la ola autocrática global.

La Unión Europea, con 27 países miembros, de los cuales sólo nueve son signatarios de la Declaración debería de calibrar la decepción que provoca en el pueblo cubano la indiferencia de un proyecto comunitario que decidió impulsar un Acuerdo Político y de Cooperación que contempla como objetivo prioritario el respeto y la defensa de los derechos humanos del pueblo cubano.

El del gobierno cubano está siendo un duro atropello a estos derechos, con el agravante de una violencia civil azuzada públicamente desde el Estado. Las propias experiencias europeas deberían constituirse en una doctrina de alerta preventiva global.

Desde el CDTC queremos recordarles que José Daniel Ferrer y Félix Navarro, Presidente y Vicepresidente respectivamente del CTDC, así como Ramón Salazar, integrante de su Comité Consultivo, llevan detenidos desde el día 11 de Julio sin que se les haya respetado el debido proceso , junto a los más de 700 cubanos y cubanas al igual injustamente detenidos.

Requerimos a los países miembros de la Unión Europea a que demanden, en esta hora difícil para Cuba, donde la legitimación de las demandas van en la dirección del cambio democrático a que se cumplan los principios del Acuerdo establecido con el gobierno cubano.

Martahadela Tamayo

Vicepresidenta Primera

Elena Larrinaga

Secretaría de Relaciones Exteriores

Manuel Cuesta Morúa

Vicepresidente

27 de julio de 2021

Un comentario sobre “Declaración del Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s